miércoles, 9 de noviembre de 2016

Si tras leer este artículo, necesitas consultarme, llama al telf. 662061250

El trabajador o trabajadora, indistintamente del género, tienen la posibilidad de solicitar una reducción de jornada para conciliar su vida personal, familiar y laboral.

Se pueden solicitar reducciones de jornada en las siguientes situaciones;
- Durante la lactancia.
- Durante la hospitalización del neonato,
- Durante el cuidado de un menor de 12 años, o familiar que no pueda valerse por si mismo.

Así, los trabajadores pueden solicitar una reducción de jornada que en los casos de lactancia o en casos de hospitalización no supondrá la disminución de su salario. Pero en los casos de guarda legal, sí que supondrá una disminución del salario proporcional al tiempo de jornada reducido.

Igualmente, los trabajadores pueden concretar su horario de trabajo, a fin de facilitar la conciliación.

No obstante, los Convenios Colectivos pueden establecer algunas normas en relación a la concreción de horario, para impedir que la empresa se vea perjudicada. De este modo, se intenta un equilibrio entre las necesidades de conciliación familiar con las necesidades productivas de la empresa.

El trabajador debe preavisar a la empresa con 15 días de antelación a la efectividad de la reducción de jornada.

El derecho a la reducción de jornada y concreción horaria no puede ejercerse de forma absoluta por la trabajadora, sin considerar la organización empresarial. Por lo tanto, han de intentarse las negociaciones con la empresa, y si éstas fracasan, para solventar las discrepancias existe un procedimiento especial que puede promoverse ante el Juzgado de lo Social, y que se caracteriza por ser un proceso urgente y de carácter preferente al resto. A este proceso vamos dedicar la continuación de este artículo.


Desacuerdos en relación a la reducción de jornada

El trabajador dispone de 20 días de plazo, a partir de que el empresario le comunique su disconformidad con la concreción horaria y el periodo de disfrute propuesto por aquél, para presentar una demanda en el Juzgado de lo Social.

Ambas partes tienen que presentar su propuesta de reducción de jornada y horario, y avalarla con sus argumentos. El juez debe procurar que la reducción de jornada no resulte gravemente perjudicial para los intereses productivos de la empresa.

No es necesario acudir al SMAC ni formular reclamación previa (en caso de la Administración Pública).

Se trata de un procedimiento urgente. La vista debe señalarse en el plazo de 5 días desde la admisión de la demanda. La sentencia ha de dictarse en 3 días. La sentencia es firme.

En la demanda, puede solicitarse una indemnización por los daños y perjuicios causados por el empresario, por la demora en hacer efectiva la solicitud de reducción de jornada del trabajador.

Lo más leído

Con la tecnología de Blogger.

- Copyright © Abogado Laboral en Valencia - Una página asociada de Laboroteca.com - Aviso Legal