miércoles, 5 de agosto de 2015

Si tras leer este artículo, necesitas consultarme, llama al telf. 662061250

El puesto de trabajo es el lugar donde el trabajador pasa buena parte del día, bajo las órdenes de un empresario o un superior jerárquico, y en la mayoría de ocasiones compartiendo espacio con otros compañeros de trabajo con los que también se mantiene una relación intensa. Estas circunstancias son propicias para la aparición de conflictos de gravedad como el acoso moral o el acoso sexual en el trabajo.

En este artículo voy a intentar redactar una pequeña guía que ayude a los trabajadores que están atravesando este problema, explicando qué conductas constituyen acoso laboral y algunas posibles soluciones.

Si necesitas contratar a un abogado laboralista en Valencia o alrededores, puedes contactar al teléfono que aparece en la cabecera.



¿Qué es el acoso laboral?

El mobbing, es una conducta consistente en el trato hostil y vejatorio (el llamado hostigamiento), en un ambiente laboral, que se prolonga durante un tiempo, y que provoca a la víctima perjuicios relacionados con su estima, su estado de ánimo y su salud psicológica.

El acoso laboral debe ser prolongado en el tiempo, de forma repetitiva y continuada. No es posible calificar como acoso un hecho concreto, una discusión puntal (aunque podría igualmente tener otras consecuencias).

Normalmente la finalidad perseguida por el acosador hacer la vida imposible al trabajador, excluirlo del resto, minar su autoestima o forzarle a solicitar la dimisión voluntaria. Ello se consigue precisamente mediante el asedio continuado.

Importancia de recopilar pruebas

Ante este tipo de conflictos es primordial que el trabajador intente obtener pruebas, pues sin ningún tipo de pruebas, poco se puede hacer. Lo más efectivo sin duda es realizar grabaciones ocultas con el teléfono móvil de las escenas en las cuales se está materializando el acoso. Las grabaciones de escenas en las que participa uno mismo, aún sin consentimiento del resto de participantes, son pruebas admisibles en el Juzgado, y de hecho, muchas veces son la única prueba capaz de demostrar el acoso laboral padecido.

Por descontado el trabajador también puede recopilar otras pruebas como correos electrónicos, documentos varios, testimonios de compañeros de trabajo, etc.

¿Qué conductas son acoso laboral?

El mobbing o acoso laboral, puede materializarse mediante diversos tipos de conductas, de entre las cuales destacamos las siguientes.
a) Ataques mediante medidas desfavorables adoptadas contra la víctima. El empresario o el superior limitan a la víctima las posibilidades de comunicarse, le cambian la ubicación separándole de sus compañeros, se juzga de manera ofensiva su trabajo, se cuestionan sus decisiones.
b) Ataques mediante aislamiento social. El empresario o el superior separan a la víctima de todo contacto con sus compañeros de trabajo o con los clientes y las personas con las que venía relacionándose en su puesto de trabajo.
c) Ataques a la vida privada.
d) Ofensas verbales y menosprecios. Como gritar o insultar, criticar permanentemente el trabajo o las cualidades de la vícitima.
e) Difundir rumores y críticas contra la víctima, en su entorno de trabajo.
f) Acoso sexual. Conductas de compañeros de trabajo, superiores o incluso terceros que se relacionen con la víctima en su puesto de trabajo (proveedores, etc), consistentes en tocamientos o acercamientos a la víctima sin su consentimiento, petición de favores sexuales, o incluso amenaza de despido si no se tienen relaciones sexuales con el acosador.

Este tipo de conductas adquieren especial gravedad en el ámbito laboral, por el motivo de que la víctima está más coaccionada y limitada. El trabajador tiene derecho a un trabajo con unas garantías y estándares de calidad.


Soluciones al acoso laboral

Existen varias soluciones para el acoso laboral, que pueden liberar a la víctima de su apresamiento laboral.


1. Protocolos internos. Algunas empresas gozan de protocolos internos que les sirven como medida de protección ante los riesgos psicosociales. Si la empresa es grande, estos protocolos pueden servir para solucionar el acoso laboral.

El protocolo se inicia con la denuncia del trabajador. La empresa forma una comisión, y se investigan los hechos, se habla con las partes afectadas y con los posibles testigos.

Pueden tomarse diversas medidas extrajudiciales contra el acosador o en favor de la víctima, para evitar que tengan contacto (desplazarlos, despedir al acosador, etc).


2. Extinción del contrato por voluntad del trabajadorEl acoso es un incumplimiento grave que permite al trabajador solicitar la extinción de su contrato de trabajo. El trabajador puede solicitar la indemnización máxima por despido y a solicitar el paro que le corresponda.


3. Demanda judicialSi se quiere mantener el puesto de trabajo, se puede iniciar un procedimiento judicial pidiendo el cese inmediato del acoso, y una indemnización por los perjuicios causados. Lo bueno de estas demandas es que son de tramitación urgente, por lo cual no deberían demorarse más de 4 ó 6 meses en la práctica.

Lo más leído

Con la tecnología de Blogger.

- Copyright © Abogado Laboral en Valencia - Una página asociada de Laboroteca.com - Aviso Legal