lunes, 11 de mayo de 2015

Si tras leer este artículo, necesitas consultarme, llama al telf. 662061250

Las trabajadoras que están en estado de embarazo tienen una protección privilegiada frente a los despidos, además de otros derechos reconocidos como las reducciones de jornada, la fijación del horario, las suspensiones del contrato, los permisos de una hora diaria, etc.

En relación al despido, se consideran nulos los despidos realizados sobre trabajadoras en situación de embarazo, desde su inicio, hasta la posterior alta tras la maternidad, siempre que el niño no tenga más de nueve meses de edad.

En este artículo voy a explicar lo que necesitas saber sobre los derechos de las mujeres embarazadas. Si necesitas consultar a un abogado, en este blog puedes encontrar mis datos de contacto.



Nulidad del despido
La nulidad del despido significa que la sentencia judicial condenará y obligará al empresario a readmitir de forma inmediata a la trabajadora en su puesto de trabajo, en las mismas condiciones de trabajo, y abonándole los salarios dejados de percibir durante la tramitación del procedimiento judicial (que suele durar entre 6 y 8 meses).

El procedimiento se inicia con una demanda directamente al Juzgado de lo Social del partido judicial que corresponda. En este tipo de demanda, no es necesario acudir previamente a la conciliación en el SMAC, puesto que constituye una excepción a la regla general de acuerdo con el art. 64 LRJS.

No solo la maternidad Además de la maternidad, también se recogen otros supuestos en el art. 45 del Estatuto de los Trabajadores que dan lugar a la nulidad del despido. El acogimiento familiar o la adopción, el cuidado de hijos menores de 6 años o mayores si están discapacitados. Los inmigrantes que por sus dificultades lingüísticas estén en peligro de exclusión social, etc.


Despido procedente
El despido disciplinario será procedente cuando la causa esté justificada, en virtud del art. 55.6 del Estatuto de los Trabajadores. Esto significa que una mujer embarazada, o un trabajador en situaciones asimiladas, pueden ser despedidos cuando cometan una falta muy grave que justifique el despido disciplinario procedente: como podría ser el hurto, el uso negligente o indebido de los equipos informáticos, etc.


Desconocimiento del empresario de la situación de embarazo
En una sentencia de marzo de 2013, se pronunció el Tribunal Supremo, para unificar la doctrina existente en la materia, sobre el desconocimiento que podía tener el empresario sobre el embarazo de la trabajadora. De esta forma, se debatía si en caso de desconocimiento, el despido podría considerarse procedente, habida cuenta que el empresario no había actuado con mala fe. No obstante, el Tribunal Supremo negó esa posibilidad, declarando nulo el despido de una trabajadora cuyo embarazo desconocía, y argumentando que la protección en situación de embarazo es una garantía objetiva que impide el despido de la mujer embarazada, independientemente del conocimiento que el empresario tuviese sobre aquel embarazo.

Si has sido despedida o vas a ser despedida durante el embarazo o la maternidad, puedes llamarme al teléfono o escribirme al correo electrónico que aparecen en cabecera. Atiendo en Castellón y Valencia. Tengo abogados colaboradores por Cataluña, Madrid y otras Comunidades autónomas.

Lo más leído

Con la tecnología de Blogger.

- Copyright © Abogado Laboral en Valencia - Una página asociada de Laboroteca.com - Aviso Legal